Trabajo Y Subjetividad. Estudios Psicoanalíticos

Autor: Dr. Sebastián Plut
Año: 2015
344  páginas
Editora: Psicolibro Ediciones
Ciudad de publicación: Buenos Aires, Argentina

Comenta: Sebastián Plut (autor)

En diversas ocasiones Freud subrayó, ya sea para describir la salud o para referirse a las metas del tratamiento psicoanalítico, la importancia de restablecer la capacidad de amar y de trabajar, de gozar y producir.

Parece ocioso, pues, argumentar sobre la relevancia del trabajo y seguramente basta con pensar en la cotidianeidad de cada uno de nosotros para advertir su indudable valor y su sentido. Para el psicoanalista que trabaje con adolescentes tardíos o con adultos tampoco será difícil recordar que, probablemente, todos sus pacientes han hablado en mayor o menor medida de asuntos relativos a la vida laboral: sea por sus elecciones vocacionales, por problemas económicos, conflictos con compañeros o jefes, por encontrarse desempleados, por las disyuntivas al desear un cambio (de rol, de empresa, etc.), por sentirse desmotivados, entre tantas otras alternativas.

Sin embargo, volviendo a las referencias freudianas, dos tareas quedaron pendientes para las generaciones posteriores de psicoanalistas: por un lado, recuperar uno de los terrenos mencionados por Freud, el trabajo, ya que el esfuerzo de gran parte de los analistas se ha centrado más en el amor que en la vida laboral. Por otro lado, la profundización de aquello que en los textos del padre del psicoanálisis se presenta como afirmaciones a la espera de nuevas investigaciones.

A todo ello, entonces, está dedicado este libro en el cual, en rigor, retomo indagaciones iniciadas hace más de 20 años y que continúan en la actualidad. En efecto, mis primeras publicaciones sobre problemáticas laborales datan de mediados de la década del ’90 cuando me interesé por los nexos entre el trabajo y las afecciones psicosomáticas. Para esa época, tuve ocasión de cursar parte de la Maestría en Ciencias Sociales del Trabajo que dirigía Julio César Neffa[1]. Previo a ello, por mi experiencia con pacientes adolescentes, examiné cómo se constituye el empuje a trabajar en dicha etapa evolutiva. Ya más adelante en el tiempo, otro hito fue la investigación para mi tesis doctoral sobre el estrés laboral y trauma social de los empleados bancarios durante el corralito[2].

Hasta aquí intenté sintetizar muy brevemente algunos de los antecedentes de este libro, el cual puede ser considerado como una obra heterogénea, no solo por el extenso período de tiempo en el que fui investigando los diversos temas que allí expongo sino también por su composición. Me refiero a que el libro contiene temas diversos (por ejemplo, orientación vocacional, desempleo, etc.), presenta casos de la clínica individual pero también de análisis institucional y reúne capítulos teóricos y otros de investigación (con el análisis de casos concretos, obras literarias y notas periodísticas). Así, la obra pretende reflejar mi experiencia de trabajo en el consultorio y en instituciones pero también mi actividad académica como docente e investigador[3].

En cuanto al orden de lectura de la obra el libro está organizado de modo tal que cada capítulo pueda leerse como una unidad, más allá de la coherencia global que intenta tener el conjunto. A su vez, otro criterio ordenador fue, para cada uno de los temas, exponer un sector de teoría y otro en que estudiamos algún caso concreto.

Desde el punto de vista de su armazón, entonces, el texto está presentado en seis sectores en cada uno de los cuales expongo un área de problemas y, dentro de ella, aspectos específicos.

El primer sector indaga sobre la constitución psíquica del trabajar, es decir, cómo se componen el empuje al trabajo y su significación. Luego de presentar algunos conceptos básicos me centro en la metapsicología de la adolescencia tardía y, en particular, en el proceso de decisión y elección vocacional-ocupacional.

El segundo sector agrupa cuatro capítulos en torno de la psicopatología del trabajo y allí desarrollo diferentes problemas como estrés laboral y burn out, entre otros. A su vez, un capítulo está dedicado a los profesionales que trabajan en el ámbito de la discapacidad y otro a empleados bancarios que atravesaron una particular situación crítica.

La tercera parte del libro está enfocada en el no-trabajo, es decir, en el problema del ocio (vacaciones, por ejemplo), el desempleo y, también, en las características de aquellos que sustituyen el trabajo por la tentativa de contraer deudas.

En el cuarto sector abordo las problemáticas de aquellos que trabajan con dinero (los financistas, los que operan en la bolsa) e incluyo el análisis de una situación concreta de crisis financiera.

Posteriormente, presento una breve sección de cierre, en la que sintetizo algunos de los desarrollos expuestos y presento un grupo de interrogantes inherentes a la clínica del trabajo y a la investigación, y que también contienen tentativas de apertura hacia las prácticas, las casuísticas en su diversidad y los consiguientes estímulos para nuevos desarrollos. Entre los temas considerados se encuentra el criterio de agrupamiento: por el padecimiento, por los niveles de inclusión en una empresa, pero también por género. Se advierte que los criterios para agrupar las patologías en el terreno de la clínica del trabajo son más bien débiles, no están establecidos y sostenidos por una tradición y un conjunto de instituciones y de profesionales que presionan en determinada dirección, como ocurre con el DSM o con algunas otras categorizaciones diagnósticas. Asimismo, propongo una nueva entidad, la de quienes se han decepcionado en el trabajo por haber perdido una fuente de tensión exógena, de exigencia. Es posible que existan otras entidades por detectar y diferenciar en sus rasgos y los factores intervinientes en su producción. Todos estos comentarios constituyen en realidad convocatorias al estudio de casos y al desarrollo de enfoques y conceptos puntuales, específicos, articulables además en una conceptualización más amplia. Por último, me refiero a los instrumentos para investigar en el terreno de la clínica del trabajo en cuanto a diagnóstico y tratamiento. Al respecto, contamos con la posibilidad de estudiar deseos y defensas con el algoritmo David Liberman, pero sería conveniente contar con más instrumentos, como una escala para estudiar estrés laboral que aun tengo en construcción y cuyos avances también expongo en este capítulo.

Finalmente, la sexta sección contiene un glosario de citas de Freud sobre el trabajo y, por otro lado, la explicación de los fundamentos y procedimientos del método de investigación, el algoritmo David Liberman (ADL) que utilizo en las investigaciones que están expuestas en varios de los capítulos precedentes.

 

[1] Esta maestría se dictaba en lo que entonces era el Centro de Estudios Avanzados de la Universidad de Buenos Aires.

[2] Estrés laboral y trauma social de los empleados bancarios durante el corralito, Ed. UCES, 2005.

[3] Como Profesor Titular en carreras de post-grado (Doctorado en Psicología, Maestría en Problemas y Patologías del Desvalimiento y Maestría en Derecho de la Empresa) de la UCES.

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia